fitness

Suplementos quemagrasa: ¿realmente funcionan?

Son muchos los deportistas que combinan el ejercicio físico con un plan personalizado de comidas que les ayude a ganar masa muscular. Otros van un paso más allá y añaden a esta rutina suplementos quemagrasas para tener una ayuda extra que les haga llegar más rápido al objetivo deseado. Hoy hablamos de si estos suplementos realmente son efectivos.

Locos por la inmediatez

El ritmo frenético que llevamos y la mentalidad de querer conseguirlo todo “ya mismo” hace que el mercado de las “pastillas milagrosas” no pare de crecer. Nos prometen abdominales definidos en cuestión de días, y muchos sienten curiosidad por saber si será verdad. Por suerte o por desgracia, conseguir lo que queremos siempre conlleva un esfuerzo por nuestra parte, sea para conseguir un cuerpo esculpido, sea para llegar a otras metas a nivel laboral o personal.

suplementos_quemagrasas
Foto de neverfearfailure.com

Lo que hay que saber

Con todo, los suplementos quemagrasas de calidad contienen ingredientes que en algunos casos favorecen el efecto termogénico en nuestro cuerpo. Acompañados de una dieta cetogénica, hacen que quememos más calorías acelerando el metabolismo, incremementando los niveles de energía y reduciendo el apetito. Los ingredientes más comunes de estos suplementos son la cafeína, el extracto de té verde y la L-carnitina,. Todos ayudan a usar la grasa del cuerpo como combustible.

Sin embargo, hay que evitar suplementos quemagrasas que no especifiquen con detalle los componentes que llevan. Una mezcla “desconocida” de ingredientes puede ser peligrosa para la salud. El bote debería especificar qué lleva y en qué cantidades. Es recomendable consultar con un experto antes de comprar nada. Generalmente, es mejor no adquirir nada que contenga cafeína en muy alta dosis.

Si decides tomar suplementos, los expertos recomiendan empezar unas dos semanas después de haber empezado una dieta sana y en el marco de una vida sana y activa. No hay que olvidar que los quemagrasas son un apoyo. No hay que confiar excesivamente en ellos como excusa para comer más. Además, es mejor tomarlos solo a temporadas ya que el cuerpo se acaba acostumbrando y pierden el efecto. Como patrón, se pueden tomar durante ocho semanas y descansar durante las dos siguientes para luego volver a empezar el ciclo.